sábado, 27 de febrero de 2010

MAR DEL PLATA SINTIO EL TEMBLOR; LO SUFRIERON LOS EDIFICIOS MAS ALTOS

www.lacapitalmdp.com

LA CAPITAL recibió testimonios de varios testigos que debieron abandonar sus departamentos a la madrugada. "De repente comenzó a moverse todo el edificio y no sabíamos qué pasaba", contó un lector.
El terremoto en Chile produjo algunas réplicas que se sintieron en determinadas zonas del país y, en Mar del Plata, también se sintió en los edificios más altos aunque no hay registros oficiales de llamadas de auxilio a los bomberos. En tanto que en el 911 se excusaron de dar información, en virtud de la confidencialidad del servicio, aunque se pudo establecer que algunos llamados existieron en ese sentido. Además, varios testimonios de testigos del temblor llegaron a LA CAPITAL, como el caso del programador Leandro Folino, que habita en un departamento del piso 22 de un edificio ubicado en Corrientes entre Falucho y Gascón."Fue una situación un tanto loca -describió-, ya que estaba con una amiga mirando una serie, y ahí había una escena de un velero que se movía todo. Cuando me levanté pensé que eso me había provocado mareo, pero como mi amiga me dijo que se sentía igual, me fui hasta la habitación y ella a la cocina, y la sensación era la misma. Diría que me asusté cuando vi la araña del comedor moviéndose".Entonces, sin pensarlo dos veces, tomó su notebook con una mano y con la otra a su amiga y decidió encarar el descenso hasta la planta baja.Si bien reconoció que "nunca había pasado por una situación cómo ésta", optó por la escalera para bajar, ya que "además de lo aconsejable, cuando salí al pasillo era impresionante cómo se movía la cadena del ascensor".Así, a medida que bajaban los pisos, se fueron sumando "vecinos que, por suerte, ninguno perdió la calma. A medida que bajabas se movía menos, pero arriba se sentía mucho, calcula que a muchos de ellos los despertó en temblor. Algunos salieron en calzoncillos", relató Folino.Al llegar a la planta baja, el hombre de seguridad se sorprendió al ver a una turba de vecinos -algunos en paños menores- porque "no se había enterado. Pero en los departamentos de los pisos más altos hasta tiró algunos cuadros", describió.ExplicacionesOtro de los testimonios de los lectores corresponde a Mariano Rendino, habitante en un edificio de 21 pisos ubicado en Gascón y Arenales, que dijo que a "las 3.40, comenzó a moverse todo el edificio. Nos despertamos por el ruido de la puerta y el ruido del cuadro contra la pared".Al bajar las escaleras, relató que "me encontré a muchos en la misma situación y con susto, porque no sabíamos qué pasaba. Salimos y toda la cuadra de Gascón estaba llena de gente, con patrulleros en la esquina de Tucumán, ya que en ese edificio fue mucho peor porque había gente descompuesta y asustada, ya que se le habían caído los cuadros de la pared"."La empresa de seguridad del edificio -agregó- ordenó evacuar todo el edificio. Nos pareció muy raro y hasta insólito que cuando nos comunicamos con Defensa Civil no sabían qué decir ni qué hacer, ya que no tenían un protocolo a seguir. La misma fuerza de seguridad que estaba en la esquina no sabía cómo reaccionar".En otra zona de la ciudad, pero también en un edificio alto -las torres municipales de Dorrego y Peña- después de "las 3 de la mañana pasó algo raro, ya que empezó a sonar muy fuerte el llamador de ángeles y al despertarme pensé que me había olvidado la ventana abierta", contó a LA CAPITAL Gastón Niggli.Así que se levantó, "recuerdo que estaba algo mareado pero se movían las puertas del placard", fue al baño y recién después fue hasta la ventana que creyó haber dejado abierta pero estaba cerrada.Entonces volvió a la cama y le comentó la situación a su mujer, lo que provocó que "ella recordara que había pensando en su padre, fallecido en 1997, y que pensaba que era una señal y que tenía un poco de miedo", a lo que Gastón pensó que "yo no tengo miedo a nada pero que todo tiene que tener una explicación lógica y hoy a la mañana (por ayer) me entero que hubo un terremoto en Chile y que evidentemente se sintió acá"."Nunca viví nada igual", reseñó otro testimonio de un habitante de un piso 17 de la torre de Gascón y Tucumán, dónde a las "a las 3 y media de la madrugada se movía todo, persianas, puertas, por lo que atinamos con mi familia a bajar por las escaleras al igual que los demás vecinos"."Nadie entendía nada al principio -añadió-. Pensé que era este edificio que tenía problemas pero después me enteré que era antisísmico. Lo único criticable es que se llamó a Defensa Civil y nadie atendió (el teléfono no daba ocupado). Por suerte pasó un patrullero y nos explicaron lo que ocurría".Otros de los edificios dónde se registró el sismo fue en el Havanna y en la torre de Colón y Sarmiento.Las réplicas del fuerte terremoto también se sintieron en otros lugares de la Argentina, como Mendoza, San Juan, Salta, Bahía Blanca y Bariloche.Asimismo, ayer a la madrugada, en las radios locales se recibieron varios llamados telefónicos de gente preguntando qué pasaba.Dónde llamarLas personas que necesiten conseguir información de la situación en Chile pueden hacerlo llamando al Consulado en la ciudad. Los teléfonos habilitados son: 491-0732 y 493-7100.Defensa Civil recibió más de 250 llamadosA partir de las cuatro de la mañana, el teléfono de Defensa Civil no paró de sonar. La mayoría de las preguntas llegaban desde la zona del centro y eran iguales: "¿Qué está pasando? En principio no se sabía, hasta que la noticia del terremoto en Chile se expandió por los canales de televisión. "Entre las cuatro y las seis de la mañana tuvimos más de 250 llamados", contó Alberto Quintana, jefe de Departamento de Defensa Civil. Y explicó: "La gente nos preguntaba si había habido alguna explosión. Cerca de las cinco de la mañana, nos enteramos de lo que estaba pasando".A pesar de los llamados y el susto de los marplatenses que viven en los edificios más altos, no hubo que evacuar departamentos.Según los especialistas, la repercusión del sismo en Mar del Plata fue similar a lo ocurrido hace cinco años cuando tembló San Juan.
Publicar un comentario en la entrada