lunes, 4 de agosto de 2008

ACUSAN AL JEFE DE LA POLICIA FEDERAL ARGENTINA COMISARIO GENERAL NESTOR VALLECA DE FACILITAR LA PROSTITUCION DE MENORES

Vecinos de los barrios Monserrat y Constitucion de la Ciudad Autonoma
de Buenos Aires denunciaron que alrededor de la Jefatura de Policia se han detectado 20 prostibulos, sindicando al titular de la reparticion Comisario
General Nestor Valleca de permitir esta actividad en connivencia con proxenetas que explotan a mujeres , en algunos casos menores de edad.-
De esta gravisima situacion se han hecho eco cinco diputados nacionales que mañana radicaran la respectiva denuncia ante la Justicia
Federal.-



Segun se informo existe una red de prostitución con 20 locales repartidos entre Avenida de Mayo y la cabecera del Ferrocarril Roca, entre los barrios porteños de Monserrat y Constitución, con mayor concentración alrededor del Departamento Central de Policía. Para Claudia Fernanda Gil Lozano, Adrián Pérez, Rubén Lanceta y Fernanda Reyes, de la Coalición Cívica, y Cynthia Hotton, del PRO, es tan notorio su funcionamiento que piden al juez que investigue al jefe de la Policía Federal, comisario general Néstor Valleca, en calidad de responsable máximo de la fuerza de seguridad. Sostienen que “no es posible que le haya pasado inadvertido” que en cercanías de la sede central funciona durante todo el día una veintena de locales, entre los que “se ha podido registrar una cuantiosa presencia de niñas, niños y adolescentes que son explotados sexualmente en la gran mayoría”. En especial, en los que están ubicados en Santiago del Estero 1447, San Juan 1338 y Pasaje Ciudadela 1219, esquina Salta. La denuncia fue el resultado de un paciente trabajo de relevamiento de los vecinos de Monserrat y Constitución junto a la Cooperativa La Alameda, el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y funcionarios de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, que durante meses registraron el funcionamiento de cada lugar con cámaras ocultas. Los vecinos piden la preservación de sus identidades por razones de seguridad y varios de ellos, en calidad de testigos reservados, deberán declarar para ampliar los datos que fueron grabados por medio de cámaras ocultas que serán entregadas mañana al juez. Fue a principios de junio cuando se realizó la primera denuncia sobre la zona roja. Se notificó sobre los locales que funcionaban en el 125, 178 y 308 de la calle Salta, y en el 291 y 382 de Santiago del Estero. Intervinieron dos juzgados federales y hubo allanamientos de Gendarmería Nacional ante las sospechas de los denunciantes sobre la posible complicidad de la Policía Federal. Eran cinco lugares, más una playa de estacionamiento. Ahora la denuncia abarca a otros 17. Crítica de la Argentina tuvo acceso al documento que será presentado en la Justicia federal. Éste se agrega a los ubicados en la calle Santiago del Estero, los que tienen la numeración 1445 y 1447. Allí funciona “un local que, tras la fachada de una peluquería, trafica con drogas. Estaría regenteado por el dueño o encargado del prostíbulo de San Juan 1338”, que ya fue denunciado por los vecinos en varias oportunidades por ruidos y peleas que hay en la entrada. A los locales de Santiago del Estero 1361 (ex bar San Miguel), ahora denominado Las Caribeñas, 1438, La Morena, Pasaje Ciudadela 1219, esquina Salta, agrega que entre el 1400 y el 1500 “operan locales que son aparentemente bares raros carentes de chapa catastral ni nombre del local a la vista”. El documento agrega a la lista a un billar de Brasil al 1340, y los bares de Pasaje O’Brien 1245 (entre Salta y Santiago del Estero), 1300, entre San José y Santiago del Estero, avenida Juan de Garay al 1200, San Juan 1338, Brasil 1237, Pavón 1259, Salta 1344 y Salta 1342. Según los denunciantes, se trata de locales abiertos al público que trabajan con la apariencia de bares y cafés, funcionan habitualmente desde la una a las nueve de la mañana. “Tienen el frente totalmente tapado, música muy fuerte que trasciende al exterior y casi no tienen luces internas”. Para los diputados, los lugares “concentran mujeres afroamericanas de República Dominicana que ejercen la prostitución y en algunos casos los locales están en combinación con los albergues transitorios o privados adonde son llevados los clientes”.Además de la preocupación por la presencia de niños en varios de los locales, los diputados sostienen que “a raíz de todo esto se produjo un significativo incremento de la inseguridad. Los vecinos denuncian desde hace tiempo: ejercicio de la prostitución organizada y solventada por grupos ilegales, carteristas y arrebatadores que operan sobre todo en la zona de la plaza, hechos de violencia muy reiterados con derramamiento de sangre, locales sin habilitación en los cuales ‘vale todo’ y se vende alcohol, oferta de mujeres o travestis, proliferación de grupos de delincuentes organizados en torno a la actividad denunciada, tráfico mayor y menor de sustancias y drogas ilícitas y connivencia activa o pasiva de las autoridades policiales y de los funcionarios del Gobierno de la Ciudad que toleran y amparan estas actividades haciendo caso omiso de las denuncias”. Los vecinos del barrio se concentrarán mañana en San Juan y Lima, a las 18, para marchar en una caravana para exigir el fin de la “zona liberada”.
Fuente Critica digital
Publicar un comentario en la entrada