lunes, 10 de julio de 2017

DICTARON PRISION PREVENTIVA A FEDERICO SASSO, IMPUTADO DE LA MUERTE DE LUCIA BERNAOLA

La Justicia de Garantías tomó la medida por la imputación de “homicidio culposo” y no con el cambio de calificación pedido por la fiscalía, que consideran que se trató de un homicidio simple. Seguirá detenido en Balcarce.

Sasso es escoltado por la policía tras declarar en Tribunales.
La Justicia de Garantías dictó la prisión preventiva para Federico Sasso (19), el joven que atropelló y mató a Lucía Bernaola (14), pero en la resolución no tuvo en cuenta el pedido de la Fiscalía de Delitos Culposos de cambiar la imputación a “homicidio simple con dolo eventual”. Seguirá detenido en Balcarce.
La resolución firmada por la jueza Rosa Frende otorga la prisión preventiva a Sasso por “homicidio culposo” ya que, si bien el fiscal Pablo Cistoldi lo acusó por “homicidio simple con dolo eventual”, no volvió a citar al joven a prestar declaración indagatoria en el marco de esta nueva calificación.
El pedido de prisión preventiva fue fundamentado en que el fiscal considera que hay riesgo de fuga por dos razones: una la magnitud de la pena y otra que la familia de Sasso ha desaparecido del lugar en donde vivía –informe de comisaría séptima-, sin tener paradero establecido.
La figura del dolo eventual para el homicidio simple alberga una pena similar a la del homicidio simple, con la escala que va de los 8 a los 25 años de prisión. En tanto, el homicidio culposo agravado, que antes iba de 2 a 5 años, ahora es de 3 a 6, lo que torna cualquier imputación no excarcelable.
Según pudo investigar la fiscalía desde el domingo 4 de junio, Sasso circulaba aquella madrugada, a las 2.50, en su Renault Clío modificado mecánicamente (altura no convencional, espirales cortados, entradas de aire) y con alcoholemia por encima del permitido más de dos veces (1,23 g/l). En tales condiciones ingresó a la curva de la calle Alberti –avanzaba por la costa desde el centro al Sur- por el carril izquierdo, a una velocidad muy superior a la máxima permitida (no menor a 78 km/h contra 30 km/h).
El rodado derrapó, invadió la contramano, subió a la vereda del paseo costero y embistió a un grupo de peatones que se hallaba allí. Producto del violento impacto, Lucía Bernaola falleció en el lugar y nueve personas padecieron lesiones de distinta gravedad. Sasso huyó del lugar pero regresó a los pocos minutos.

Fuente Diario La Capital de Mar del Plata
Publicar un comentario